Observa al Observador 1 – Dr. Roberto A. Bonomi


quiero un estudio

 Observa al Observador – Dr. Roberto A. Bonomi

Esta conferencia es la continuación de una que habla sobre la ecuación emocional fundamental

Hola, Soy el Doctor Bonomi

Hoy nos volvemos a encontrar porque quería contarles que cada uno de nosotros es el artífice de su propio destino, y si la idea te parece interesante, te invito a que observes al observador.

Cada uno de nosotros se siente identificado por una serie de cosas como ser hombre, o ser mujer, o ser americano, o ser europeo, ser blanco o ser negro, etc.

Y también nos sentimos identificados con ideas como “soy simpático”, “no le gusto a la gente”, “soy inteligente”, “no le gusto a las mujeres”, “ tengo mucha imaginación” o “tengo dificultades para ganar dinero” etc. Y todo esto constituye algo que se llama el Ego.

El ego en realidad es una creación de nuestra mente que se siente separada, y que aparentemente toma decisiones libres, sin que nos demos cuenta que somos nosotros mismos quienes tomamos esas decisiones.

Nosotros nos sentimos totalmente seguros de ser quienes el Ego dice que somos, pues en eso radica su supervivencia, es decir que el Ego nos tiene que convencer, que somos lo que él dice que somos o si no desaparece.

¿Quién no ha pensado alguna vez que tiene que superarse? ¿Quién no ha pensado alguna vez que tiene que ser mejor de lo que es? Estoy seguro que todos coincidirán conmigo en que eso nos sucede a todos.

Pues bien, esta es solo una gran trampa de nuestro Ego, pues para poder ser mejores, tenemos que poder compararnos con alguien que en realidad no existe como algo separado de nosotros mismos, pues todo lo demás también es una creación de nuestro Ego.

Para poder ser mejor, tengo que ser mejor que alguno de ustedes, tengo que ser más abundante, o más simpático, o más exitoso, o lo que sea. Y el problema de esta trampa del Ego, es que si realmente me logro convencer de que soy mejor que ustedes, entonces a partir de ese momento comienzo a tener miedo, miedo a perder lo que tengo.

Existen tres preguntas que siempre realiza el ego y dichas preguntas son:

  • ¿Cómo?
  • ¿Cuándo?
  • ¿Y de qué manera?

Y ¿Porqué el Ego hace siempre estas preguntas que todos nos hacemos diariamente? Porque el Ego sabe que nunca encontraremos la respuesta.

En realidad el Ego hace que sintamos que tenemos que hacer algo, para poder tener aquello que no tenemos y queremos conseguir

Y tal como les explicaba en mi libro El Secreto de la lámpara mágica, para poder tener algo no es necesario hacer algo, sino que es imprescindible ser.

Les daré un ejemplo para que esto se pueda comprender más fácilmente:

Seguramente a muchos de ustedes les gustaría tener más dinero del que tienen ahora, y se preguntarán cómo podrían hacer para conseguirlo, pues bien…

Para que tú puedas tener más dinero del que tienes en este momento, no es necesario que HAGAS nada

Y no necesitas HACER nada, pues lo único que necesitas es SER más abundante, y entonces la ley de atracción te traerá lo que deseas.

El Ego es quien te dice que tú estás allí y Dios está en los cielos, y es el mismo Ego el que te dice que Dios es una trinidad formada por el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, cuando la verdad es que solo existe UNO que se manifiesta a si mismo de tres formas diferentes, o en diferentes planos de la realidad, pero siempre sigue siendo UNO solo.

Tal como les explicaba en mi libro “Despierta” la realidad que vemos todos los días, y en la cual tanto confiamos, en realidad no existe pues cambia de día en día, y todo lo que cambia no es real.

Si no lo veo no lo creo, si no puedo meter mi dedo en la llaga de Cristo no puedo creer que se trata de Él decía el apóstol, y decía eso pues si hay algo en lo que realmente creemos es en la información que nos brindan los sentidos, pero nada de eso es real.

Voy a repetir esto pues es una idea central:

Ninguna cosa que puede ser percibida por nuestros sentidos es real, si tu lo puedes ver, oler, gustar, tocar u oír, entonces puedes estar seguro de que eso no es real, pues nuestros sentidos nos sirven para percibir los cambios que suceden a nuestro alrededor, pero ninguna cosa que cambia es real, puesto que solo existe aquello que no puede ser afectado por el cambio y ese es Dios y El es el observador de todo lo que existe.

Pero resulta que nosotros somos parte de Dios, y entonces nosotros además de experimentar el cambio, también somos el observador y tal como se muestra en el experimento de la física cuántica llamado el experimento de la doble ranura (que puedes ver más abajo), basta con que el observador observe, para que se modifique la realidad.

Dicho de una forma más simple: nosotros afectamos a lo que observamos y según la intención con la que observamos, vemos cosas diferentes. Aunque en realidad debo decir que no vemos lo que está sucediendo, sino que solo podemos interpretar lo que sucede, y cada uno interpreta la realidad de acuerdo con lo que es.

Piensa el ladrón que todos son de su misma condición dice el refrán, y piensa así precisamente porque el es un ladrón.

Y esto es una verdad de todos los días, basta con que suceda un accidente de tránsito, y cuando le preguntemos a diferentes personas qué es lo que han visto, cada uno de ellos nos contará una historia diferente, porque eso es lo que cada uno de ellos ha visto.

Entonces aunque nosotros no nos demos cuenta de lo que está sucediendo, nuestra consciencia, nuestros programas mentales, nuestra herencia transgeneracional, afectan lo que nos tocará vivir, porque crearán una realidad que se acomode a ello.

Entonces lo increíble es que cuando nos suceden cosas desagradables nos preguntemos

¿por qué me sucede esto a mi?

¿qué he hecho yo para que me sucedan estas cosas?

Y la respuesta es que hemos hecho todo lo que se podía hacer para que eso suceda, y por lo tanto no podría haber sucedido de forma diferente, porque nosotros somos quienes creamos la realidad mientras la observamos.

Vienen a consultarme mujeres que han pasado por varias malas experiencias de pareja, para consultarme por qué les ha sucedido eso, qué es lo que deben HACER para que deje de sucederles. Y la verdad es que les ha sucedido exactamente lo que se supone que debía sucederles porque el mundo de todos los días es solo un espejo de lo que llevamos dentro, es un espejo que refleja lo que nosotros somos y no lo que nosotros deseamos.

Así como cuando tenemos una pesadilla, la única forma de terminar con ella es despertándonos, en la vida de todos los días también debemos aprender a despertar de estos momentos en los que creemos que estamos despiertos pero en realidad solo estamos viviendo un sueño diurno creado por nuestra propia mente, y que es tan real como cualquiera de nuestros sueños nocturnos.

Entonces basta con que observemos lo que nos rodea, basta con que observemos lo que sucede en nuestras vidas, para que sepamos qué es lo que tenemos dentro nuestro, porque toda esa aparente realidad, ha sido creada por nosotros mismos.

Y tal vez alguno me quiera decir en este momento que nadie le va a convencer de que lo que está sucediendo en su vida no es una cosa real, pues él sabe que no tiene suficiente abundancia, o sabe que no puede conseguir pareja, o sabe que está enfermo o sabe que no puede tener hijos y eso le duele todos los días.

Pero cuando estamos dormidos, no podemos distinguir entre lo que es real y lo que no lo es, y solo podemos darnos cuenta que estamos dentro de un sueño cuando salimos de él. Pero mientras el sueño dura, no tenemos ninguna duda de que se trata de algo real.

Con mis mejores deseos
Dr. Roberto A. Bonomi

(Continúa en la Parte 2)

SOLICITAR UN ESTUDIO TRANSGENERACIONAL

COMPRAR EL LIBRO “Problemas de Pareja”

COMPRAR DVD DEL SEMINARIO TRANSGENERACIONAL

BAJAR EL LIBRO DE MUESTRA GRATIS

VIDEOS RELACIONADOS

Experimento De La Doble Ranura

Observar al observador – Enric Corbera

En física cuántica uno de los conceptos más interesantes es el efecto Observador donde el comportamiento de una partícula se ve alterado por la presencia de un observador.

Vitalseky efecto observador

El Efecto Observador 1/3 – Barcelona Septiembre 2013 – Enric Corbera

Enric Corbera nos explica El Efecto Observador desde un nuevo enfoque.

El Efecto Observador 2/3 – Barcelona Septiembre 2013 – Enric Corbera

El Efecto Observador 3/3 – Barcelona Septiembre 2013 – Enric Corbera

Los comentarios estan cerrados.