La Herencia Del Accidente De Auto


quiero un estudio

LA HERENCIA DEL ACCIDENTE DE AUTO

La Magia del Estudio y Análisis Transgeneracional

La Herencia Del Accidente De auto

Haga Clic sobre la flecha para escuchar “La Herencia Del Accidente De Auto”

Todos nosotros sabemos que podemos heredar toda clase de cosas de nuestros antepasados.  Podemos heredar su color de cabello, el color de la piel, la altura, la complexión física, el temperamento, las habilidades o torpezas, etc. etc.

 ¿Pero podemos heredar accidentes de auto?…

 Creo que este ejemplo no podría ser más extremo, pero como se trata de un caso real, eso es precisamente lo que lo vuelve tan interesante.

 Este caso se puede clasificar transgeneracionalmente como una lealtad inconsciente dentro de un síndrome de doble aniversario.

 En un seminario de formación sobre la lucha contra la enfermedad, se estimuló a los presentes a que contaran cuál había sido su último episodio de estrés, y una encantadora enfermera del norte de Francia comentó.

 Bueno, en realidad no me sucedió nada muy grave, solo sentí algo de estrés por un pequeño accidente de auto.

 ¿Cómo sucedió ese accidente?

 Yo iba muy tranquila llevando mi hija al colegio y de repente apareció un irresponsable que nos golpeó con su coche. Por cierto que la culpa fue 100 % de él.

 ¿Qué edad tiene usted?

 Yo tengo veintiocho años y mi hija cuatro años

 ¿Antes de este accidente de auto, alguna vez tuvo algún otro accidente de auto?

 No, nunca he tenido accidentes de auto pues suelo manejar muy atenta y responsablemente.

 Por favor busque bien dentro de su memoria, a ver si se acuerda de algún otro accidente…

 ¡Cielos, me lo había olvidado! Cuando era chica también tuve un accidente de auto cuando viajaba con mi padre y yo tenía unos cuatro años.

 ¡Caramba, ahora que me doy cuenta, tuve el accidente con mi hija exactamente en el mismo lugar en el cual previamente había tenido el accidente con mi padre cuando yo tenía la edad de mi hija y me dirigía al colegio en el primer día de clases!

 Nunca había pensado más en ello y por eso se me había olvidado.

 En este caso nos encontramos con una coincidencia de edad y una coincidencia de circunstancias, a lo cual en los estudios transgeneracionales se lo llama: una repetición de doble aniversario.

 No caben dudas de que el ejemplo que acabo de contarles es tan raro y tan difícil de creer, que creo conveniente que les cuente otro caso.

 En este caso el accidente de auto lo tuvo un joven de veintisiete años. Un accidente nada importante en una esquina de Paris, que bien podría haber pasado desapercibido, si no se lo hubiera analizado trasngeneracionalmente.

 El accidente sucedió en Septiembre, en la esquina de la avenida Mozart, un día en que el joven en cuestión estaba  llevando al colegio por primera vez a su pequeño hijito de seis años.

 Este accidente también podría haber pasado desapercibido, pues fue mínimo, y como consecuencia del mismo solo quedaron algunos bollos en el auto.

 Entonces nuevamente surge la pregunta ¿Usted o alguien de su familia habían tenido antes un accidente de auto?

 ¡No, nunca hemos tenido accidentes!

 Bueno, usted no recuerda que antes hayan existido accidentes de auto en su familia, pero tal vez SI ha existido algún pequeño accidente que en este momento no está recordando. Por favor, trate de recordar.

 Ah, Sí, ahora me acuerdo que cuando tenía unos seis años tuve un pequeño accidente con mi padre, el día que me llevó al colegio en mi primer día de clases el 1ro de Octubre.

 Nuevamente nos encontramos con dos accidentes de auto que sin querer se habían olvidado. Y lo increíble del caso, es que su padre también había tenido un pequeño accidente de autos cuando su abuelo lo llevó el primer día de clases.

 La pregunta siguiente fue más que obvia… ¿Su abuelo, por casualidad también tuvo un accidente de auto, el primer día que fue al colegio?

 No, el abuelo no tuvo ningún accidente de auto pues no pudo ir al colegio ya que a su padre, mi bisabuelo, lo mataron en la guerra de Verdún y la familia era muy pobre como para que la viuda pudiera mandar a sus hijos al colegio

 Desde entonces, todas las generaciones tuvieron accidentes el primer día de clases.

 Tal vez te preguntes por qué habían sucedido todos esos accidentes, en los cuales daba la casualidad que quien llevó el niño al colegio, fue el padre y no la madre como suele ser más común.

 ¿Se tratará de una simple casualidad?, ¿Una “casualidad” que se repite sobre cuatro o cinco generaciones…?

 ¿O será que sucedieron por una necesidad inconsciente de recordar la injusta y dolorosa muerte del bisabuelo en la guerra?

 ¿O tal vez fue la forma de recordar la dolorosa pobreza de la familia, que los llevó a no poder concurrir al colegio?

 Tal vez simplemente se trata de un resentimiento, que se transmite de generación en generación al sentirse privados de algo a lo cual sentían que tenían derecho…

 La conclusión es necesario analizarla en el contexto de cada consulta.

 La fecha de todos los accidentes fue entre Septiembre y Octubre, pero la situación fue exactamente la misma durante tres generaciones. Nuevamente nos encontramos con un doble aniversario en las mismas circunstancias.

Con mis mejores deseos
Dr. Roberto A. Bonomi

SOLICITAR UN ESTUDIO TRANSGENERACIONAL

COMPRAR EL LIBRO “Problemas de Pareja”

COMPRAR DVD DEL SEMINARIO TRANSGENERACIONAL

BAJAR EL LIBRO DE MUESTRA GRATIS

¿Te gustó esta explicacion?

Si te has perdido el Webinario de Análisis Transgeneracional

Para solicitar tu propio Estudio Transgeneracional

La Magia del Estudio y Análisis Transgeneracional

INFORMES GRATIS

Anote sus datos en uno de los siguientes formularios y comenzaremos por REGALARLE…

El primer video del Dr. Bonomi sobre La Herencia Transgeneracional

Para Qué Sirve Un Estudio Transgeneracional

¡Necesito Amor!

Y quiero saber cómo conseguirlo 

[/share-to-unlock]