¿De Dónde Venimos?

La Magia del Estudio y Análisis Transgeneracional

Lo primero que tenemos que pensar al hacernos esta pregunta, es que el mundo no empezó con nuestros padres, sino que ellos también son el fruto de un mundo que comenzó a existir mucho antes que ellos.

El buscar de dónde venimos, es lo que se conoce como la Terapia Transgeneracional, que sirve para ayudarnos a comprender quiénes somos, y qué hemos heredado.

Lo que siempre se busca es cortar el cordón umbilical, y llegar a transformarnos en verdaderos seres adultos maduros, y dueños de nuestro propio proyecto, e independientes de nuestra historia familiar.

Tenemos que aprender a darnos cuenta que cuando nace un niño, recibe dos clases de herencia:

1)  Las transmisiones intergeneracionales que son las que se piensan y hablan entre abuelos, padres e hijos: como las costumbres familiares, las habilidades, la profesión, el buen oído musical, ser un buen cocinero (o ser lo contrario de nuestros ancestros)

2)  Y Las transmisiones transgeneracionales que son las que NO se dicen, son cosas incluso a veces escondidas, que atraviesan a los descendientes sin estar ni pensadas, ni “digeridas”

Estos secretos, muchas veces son los causantes de  enfermedades, que desaparecen cuando se hablan, lloran o gritan, y también aparecen en pesadillas.

A veces tenemos períodos en los que todo sale mal, en los que sufrimos toda clase de problemas sin saber por qué, nos sentimos angustiados y con menos energía. Nos conta-giamos enfermedades, y tenemos accidentes, pensando que solo estamos viviendo “una mala racha”.

Si en ese momento nos detenemos a analizar la historia de nuestra familia, (y aprovechamos para hablar con los más viejos), podemos descubrir hechos importantes, y coincidencias de fechas y edades, hasta darnos cuenta que “casualmente” ese momento o esa edad, coincide con la muerta, la separación, una ruptura o la hospitalización de uno de nuestros ancestros.

El solo hecho de tomar consciencia de esos hechos, sirve para exorcizarlos, para extirparlos de nuestra existencia, al darnos cuenta que eso se trata solo de “una papa caliente” (término tomado del Análisis Transaccional), que ha pasado de generación en generación, pero que no nos pertenece a nosotros.

Esto no significa que ahora tengas que preocuparte por escarbar tu herencia transgenera-cional, creo que en realidad lo que hay que hacer es aprender a imitar a Sócrates, quien decía que iba por su camino, a su voluntad, salvo si la pequeña voz de su Daimon le paraba y le aconsejaba retroceder. (El Daimon era su guía interior”, su “buen demonio” o genio familiar)

Si te tomas el tiempo para parar y escuchar a tu pequeña voz interior, de alguna forma lograrás encontrar el motivo de lo que te sucede.

Conclusión: Heredamos los conflictos no resueltos de nuestros ancestros, y los vamos pasando de generación en generación, hasta que alguno le encuentra la solución o se da cuenta de lo que sucede.

Este articulo fue extraído de mi libro “Despierta”. Puedes leer acerca de dicho libro en la siguiente página web: http://espejocosmico.el-secreto.biz

Con mis mejores deseos

Dr. Roberto A. Bonomi

¿Te gustó esta explicacion?

Si te has perdido el Webinario de Análisis Transgeneracional

Para solicitar tu propio Estudio Transgeneracional

La Magia del Estudio y Análisis Transgeneracional





Comment moderation is enabled. Your comment may take some time to appear.

WE HAVE ONE COMMENT SO FAR...
  1. 1.
    Rodolfo Portela says:

    Dr Bonomi me resulta muy interesante y revelador este tema por lo que me gustaria saber si Ud realiza algun taller o curso al respecto.